Las Cofradías de Alcalá de Henares hunden sus raíces en siglos de historia en el marco de un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las viejas tradiciones cofrades cobraron mucha importancia a partir del siglo XVI, coincidiendo con el esplendor de la ciudad como capital humanística del Renacimiento español y del Siglo de Oro, gracias al impulso cultural emanado de la Universidad Complutense que fundó el Cardenal Cisneros a finales del siglo XV. 

Declarada "Fiesta de Interés Turístico Regional" en el año 2004, la Semana Santa alcalaína es a día de hoy una de las más singulares de la Comunidad de Madrid. Una perfecta combinación de fervor popular y belleza artística que llena de sensaciones y contrastes el centro histórico de Alcalá de Henares. Magnificas obras de arte se fusionan con el encanto y la belleza de los más recónditos lugares.

También diversas advocaciones Marianas y Santos reciben cultos y recorren las calles complutenses durante la primavera y el verano. Son las Hermandades de Gloria, asociaciones, grupos de fieles o devotos que también tienen su sitio en Alcalá.

Las hermandades salen de lugares de gran interés histórico artístico: Catedral Magistral, Iglesía de Santa María, los Monasterios las Agustinas, de Santa Úrsula o de las Carmelitas Descalzas de la Imagen o las del Corpus Christi, el convento de Santa Clara, la ermita del Cristo de los Doctrinos, etc.